¿HA PASADO EL PASADO?
Después de 10 semanas de confinamiento,
 por fin en las librerías el 2 de junio

 

Creo que en el mundo existen dos tipos de personas: las que desean saber y las que no. Las que se preguntan, preguntan y quieren conocer todos los detalles de su pasado y las que creen que la ignorancia es la clave de la felicidad presente. Reconozco que yo pertenezco a la primera categoría y que es probable que ello sea la razón por la que escribo novelas: escribir siempre es un modo de tratar de entender. En esta historia hay personajes de ambos tipos, como en la vida, y a menudo están en conflicto. Reina, la protagonista, necesita aclarar las circunstancias en las que murió su padre, José, 44 años atrás, y al hacerlo, emprende un viaje en el tiempo que la llevará -y con ella a los lectores- hasta el 26 de enero de 1939, el último día de la Guerra Civil en Barcelona, un día triste, fronterizo; una ciudad de vencedores y vencidos. En ese día su padre, muy joven, regresó del frente con el único deseo de reemprender su vida y olvidar todo lo visto y aprendido durante la guerra. Su padre, sin embargo, no era consciente de que las circunstancias habían cambiado. Que la vida había hecho vulnerable a Mercedes, su novia. Que ciertas cosas no podían tener vuelta atrás. José Gené no quiso ignorar, pero ignoró. A su alrededor, algunos se verán forzados a elegir el olvido o la ignorancia.

Esta novela surge del interés por novelar este momento histórico bien concreto, desgarrador y fascinante al mismo tiempo: las últimas 24 horas antes de que Barcelona perdiera la guerra civil. También de una pregunta, que me inquieta desde hace mucho tiempo: ¿De qué modo puede el pasado condicionar nuestro presente? ¿De verdad ha pasado el pasado o, por el contrario, sigue muy vivo en nosotros? Y, en el caso de que el pasado tenga alguna influencia sobre nuestras vidas, ¿es algo que pueda elegirse, o atenuarse?

También hay un viaje en el espacio. Reina acude hasta un pequeño pueblo leridano llamado Conques, en el Pallars Jussà. Un accidente de tráfico en circunstancias poco claras, la investigación que sobre su padre realiza un profesor retirado y la conducta excéntrica o incomprensible de diversos habitantes de la pequeña comunidad la irán envolviendo en una telaraña de preguntas a las que es difícil hallar respuestas. La niebla que durante toda la novela envuelve la geografía por la que se mueven los personajes es una metáfora de las dificultades con que tropiezan a la hora de saber la verdad. En ese sentido, soy consciente de que es una novela que emula al thriller, que pretende ser ágil y sorprendente, y que he imaginado como un regalo para mis lectores, o como la novela que a mí me gustaría que alguien hubiera escrito para mí. Algo así como mi novela ideal, si es que eso puede existir: sorprendente, divertida, ágil, una invitación al viaje en el espacio y el tiempo y una invitación a la reflexión. Sería estupendo haberlo conseguido, pero son los lectores quienes deben decirlo.

 

Care Santos

...

 

Todo el bien y todo el mal
 

 

Reina tiene un marido, un exmarido, un amante, un hijo adolescente, un buen sueldo y un trabajo que le apasiona y al que se dedica en cuerpo y alma. A reina le gusta su vida. Aparentemente lo tiene todo, o por lo menos eso cree ella. Hasta que, durante uno de sus viajes de trabajo, de repente sucede algo en su casa que cambiará las cosas y que le demostrará de la peor manera hasta qué punto es vulnerable.

Así es como empieza para la protagonista de esta novela un largo camino de regreso a casa, en el que lo peor que tendrá que afrontar no es la extenuante espera en un aeropuerto cerrado por una ola de frío siberiano, sino el vértigo que le provoca revisar su vida en busca de la verdad y tener que enfrentarse a ciertas preguntas incómodas: ¿Cuáles son las personas de verdad imprescindibles en nuestra vida? ¿Qué consecuencias tienen las malas decisiones? ¿Qué seríamos capaces de hacer en las circunstancias más terribles? ¿Conocemos realmente a nuestros hijos? ¿Nos conocemos lo suficiente a nosotros mismos?

Todo el bien y todo el mal es sin duda una de las novelas más ambiciosas y valientes que ha escrito Care Santos, en la que nos muestra la frágil telaraña de nuestras relaciones familiares y personales, y lo complicado que resulta mirarse al espejo.

...

 

Todo el bien y todo el mal
también en bolsillo

...